<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=221133908794875&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

bg-img13

La correcta y oportuna implementación de estrategias de shopper marketing, la disponibilidad en piso de venta y el mantenimiento de inventarios sanos, son la base de una ejecución perfecta en punto de venta, pero ¿Cómo podemos obtener datos clave para transformarlos en acciones que nos permitan lograr este objetivo?

Los sistemas de gestión de los retailes, registran la venta de cada producto por pieza, fecha y tienda, a esto se le conoce como POS Data. Estos datos, junto con los pedidos e inventarios, se los comparte el retail a los proveedores, comúnmente a través de sus portales web; sin embargo descargarlos para analizarlos, es un proceso que en ocasiones se lleva a cabo de forma manual y les consume demasiado tiempo a los involucrados.

Con los datos compartidos por los retailers y las herramientas de análisis “big data” que cuentan con procesos automatizados, es posible establecer los indicadores para lograr una correcta disponibilidad en anaquel, un portafolio ideal y mantener inventarios sanos a nivel tienda y producto; logrando una relación de colaboración entre la cadena y el proveedor y generando ventajas para ambas partes como las siguientes:

Retailer

a) Pronóstico preciso de la demanda.

b) Disminución del inventario de seguridad.

c) Mejora la disponibilidad y

d) Mejora el proceso de introducción de nuevos productos.

 

Proeveedor

a) Pronósticos de venta más precisos.

b) Reducción de impactos por devoluciones y merma de producto.

c) Mejora la disponibilidad en tienda y piso de venta.

d) Evaluación precisa del desempeño de los lanzamientos.

e) Mayor eficiencia en la asignación de recursos de atención y servicio a la tienda.

f) Mejor administración de sus reportes.

h) Mejor análisis de la demanda y corrección de desviaciones en el surtido de abasto de la tienda.

i) Mejor diseño de promociones.

j) Alertas y la capacidad de cuantificar las posibles incidencias que impactan la venta, como inventario fantasma o sobre inventarios.

 

Si bien cada retailer tiene un sistema, un método y un formato distinto para generar y compartir información, haciendo que las variables sean incompatibles entre sí, el proceso de data management no sólo convierte las ventas a un lenguaje corporativo, también es posible aplicar reglas de negocio específicas, que te permitirán obtener una base de datos homogénea, íntegra y lista para contar con análisis robustos y transformar esta información en acciones estratégicas para lograr una ejecución perfecta.

Algunas reglas de negocio y buenas prácticas que se pueden aplicar durante la armonización son:

  • El arrastre de inventarios.
  • La cuenta de días consecutivos en agotamiento o pre agotamiento.
  • El cálculo de venta diaria promedio y días de inventario.

La armonización automática es un proceso que evita la administración manual de datos y crea una fuente de información confiable y ágil, que permite que el talento humano se enfoque al análisis y no en tareas rutinarias de administración de archivos y datos en hojas de Excel.

De acuerdo con el estudio “Lessons from Latin America’s leading consumer-goods companies” por McKinsey & Company”, los fabricantes latinoamericanos que han logrado incrementar sus ventas por arriba del 7% respecto a sus competidores, lo atribuyen a llevar a cabo un seguimiento estricto de su ejecución punto de venta, mantener agotamientos y niveles de inventario al nivel más bajo (producto y tienda), y a realizar análisis de precios con mayor frecuencia y con mayor detalle.

Conoce Retail Beat, nuestra herramienta de armonización de datos que te permitirá obtener el indicador de valor, para accionar oportunamente y obtener una ejecución perfecta.

 

CONOCE MÁS

¿Te gustaría tener mayor certeza en el Punto de Venta y saber cómo reaccionar a tiempo para hacer crecer tu marca? Contáctanos.

Artículos recientes

Artículos populares