<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=221133908794875&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
sypply_chain_Storecheck_ImagenBlog_1920x1120_vII_IG
Por Storecheck
- febrero 10, 2022

Crisis de supply chain alienta nuevas soluciones de suministro

220209_Storecheck_ImagenBlog_1920x400_vII_IG

El cambio en los hábitos de consumo de la población, la centralización de la manufactura de ciertos componentes, la escasez de contenedores marítimos y la falta de personal para operar los puertos, pusieron en jaque a la industria desde 2020. 

Hoy, dos años después, la crisis en la cadena de suministro (supply chain) continúa haciendo estragos en diversos sectores productivos, incluido el retail. Sin embargo, a diferencia de hace un bienio, en la actualidad algunas empresas ya han reconfigurado sus cadenas para aminorar los daños causados por este fenómeno.  

Pero no todo es miel sobre hojuelas. De hecho, según un estudio realizado por First Insight y Baker Retailing Center, 9 de cada 10 ejecutivos de alto nivel del sector retail cree que la crisis logística continuará durante 2022 y que incluso se extenderá hasta 2023. 

grafico_sypply_chain_storecheck

Los retailers y las marcas están salvaguardando los márgenes por medio de la optimización de precios y promociones basándose en los datos del cliente en tiempo real,” destaca Greg Petro, director ejecutivo de First Insight, con relación a las medidas de contención que el sector está tomando.  

 

Soluciones alternativas de suministro

Con la crisis logística, el desarrollo de estrategias alternativas en cada uno de los eslabones de la cadena de suministro se convirtió en una necesidad. 

Algunas de las medidas tomadas por fabricantes y retailers han sido:

  • Rediseño total o parcial de la cadena de suministro.
  • Implementación de nuevas estrategias de gestión de inventario (por ejemplo, de Just in Time a First-In-First-Out).
  • Diversificación de proveedores para no depender de una sola fuente de abastecimiento. 
  • Reforzamiento de capacidades logísticas por medio de soluciones tecnológicas.
  • Reducción del catálogo de productos menos rentables.

 

No obstante, pese a la implementación de estrategias de contención, la crisis logística continúa afectando a las marcas. Por ejemplo, H&M reconoció, el año pasado, que han tenido dificultades logísticas. Tanto así que redujeron sus expectativas de crecimiento para el inicio de 2022. 

Mango, por su parte, informó igualmente que estaban en busca de “alternativas y soluciones” para normalizar su cadena de suministro, asegurando que recurrirían al transporte aéreo o terrestre, si era necesario.

Nike, otra de las empresas afectadas, aseguro también que, pese a que la demanda de sus productos tuvo máximos históricos el año pasado, esperaban que los plazos de entrega continuaran siendo altos. “La situación ha empeorado en el primer trimestre por la congestión en el transporte marítimo y ferroviario”, declaró hace unos meses Matt Friend, responsable financiero de Nike. 

 

Finalmente, Walmart, el empleador privado más grande Estados Unidos, así como Home Depot y Costco, declararon el año pasado que, ante la crisis logística, comenzaron a rentar sus propios contendores marítimos para suministrar sus tiendas.  

“El fletamento de buques es sólo un ejemplo de las inversiones que hemos realizado para transportar los productos con la mayor rapidez posible”, declaró Joe Metzger, vicepresidente ejecutivo de operaciones de la cadena de suministro de Walmart, el año pasado. 

 

¿Cuándo acabará la crisis logística?

En realidad, nadie tiene un “bola mágica” para predecir con exactitud cuando se restablecerá la cadena de suministro global. Sin embargo, organismos multilaterales y expertos en macroeconomía y logística coinciden en que 2023 será el año en el que se vuelva a la normalidad. 

Por ejemplo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que en 2023 se restablecerá el tráfico marítimo mercantil. Aunque, según el organismo, durante 2022 se verá un freno en el incremento de los fletes marítimos mercantiles.  

Ana Boata, jefa de investigación macroeconómica de Euler Hermes, coincide con esta tesis, pues considera que la normalización total de la cadena llegará hasta 2023, según se expone en el artículo ‘Desde los tornillos de Ikea a los chips de Volkswagen —la crisis en la cadena de suministro afecta a grandes empresas’, publicado por el medio Business Insider.

 

Por lo pronto, las empresas que operan dentro del retail tendrán que seguir contrarrestando los embates de la crisis logística. Por fortuna, a diferencia de hace no muchos años, en la actualidad las compañías pueden apoyarse en soluciones tecnológicas para la optimización de las cadenas de suministro. 

La adopción de tecnologías y nuevas estrategias para eficientar la cadena de suministro es una tendencia que se aceleró por las situaciones mencionadas anteriormente, conoce más al respecto en nuestro Ebook disponible totalmente gratis. 

Tendencias 2022

¿Te gustaría tener mayor certeza en punto de venta? Contáctanos

Tendencias y perspectivas del Trade y Retail 2022
Tendencias para el mercado de Alimentos y Bebidas en 2018

Temas relacionados

Por Storecheck - febrero 15, 2022

Con la diversificación de los canales de venta y contacto dentro del retail, la omnicanalidad pasó de ser una estrategia...

Por Storecheck - febrero 9, 2022

La irrupción del metaverso no solo afectará a los videojuegos. De hecho, diversas firmas de múltiples sectores productivos,...