precios_salarios_mex_2018.jpg

La pérdida del poder adquisitivo de los mexicanos causada por el alza de precios de la canasta básica, servicios y gasolina se mantendrá hasta mediados de 2018.

Ya que la tasa de inflación se pronostica serán arriba del 6% de junio a agosto del presente año, de acuerdo al informe Situación México del segundo trimestre del 2017 publicado por el grupo financiero BBVA Bancomer.

Bueno, suponiendo que el salario mínimo suba otro 9.5% como el año pasado (73.04 en 2016 y 80.04 en 2017) eso deja a los consumidores el segundo semestre del año con un presupuesto atrofiado y reducido por el aumento de precios. Asumiendo que el salario mínimo aumente de la misma manera las cosas volverían a la normalidad al inicio de 2018.

 

Pero, ¿A que va todo esto?

Significa que los compradores tendrán un poder adquisitivo más débil y no podrán adquirir todos los productos o las mismas marcas a las que están acostumbrados por lo que tendrán que decidir comprar menos.

Y que decidan dejar tu producto fuera de su carrito es una posibilidad.

 

Por lo que tu estrategia de precios deberá ser respetada en todos los puntos de venta si quieres que los márgenes de venta se mantengan ya que los cambios en los precios puede ser un factor determinante en la compra.

Otros factores pueden ser la disponibilidad de tu producto en tienda, si no te encuentras en el anaquel los compradores empezarán a voltear a otros productos que satisfagan sus necesidades.

 

Esto no todo, ya que también se encuentra el asunto de la renegociación del TLCAN.

Ya que, de acuerdo al economista en jefe del grupo BBVA Bancomer Carlos Serrano las proyecciones para el PIB de México al terminar 2017 son de 1.6% y hasta un 2% para el 2018. Lo cual representa un importante crecimiento para México.

 

Lo cual se mantendría siempre y cuando las políticas del gobierno de Estados Unidos se mantengan a como han estado. Ya que se asume que no habrá un aumento a los impuestos de los productos mexicanos en el país vecino.

De acuerdo al estudio presentado aún existe un 30% de que las negociaciones del Tratado de Libre Comercio terminen en una ruptura, lo cual ocasionaría un aumento en el precio del dólar lo cual afectaría los precios de los productos en México.

Pero hasta que las negociaciones ocurran dentro de unos meses, no queda más que prepararse para cualquier eventualidad posible. Lo ideal es tener algún plan de contingencia que permita afrontar los peores pronósticos para evitar una situación adversa para tu negocio.

 

 Fuentes consultadas
Alza de precios y retroceso del salario amenazan a mexicanos: Bancomer

Descarga e-book Monitoreo de Precios

Artículos recientes

Artículos populares